La gingivitis y la periodontitis son dos afecciones crónicas que pueden tratarse y detenerse por completo. Para responder a si se puede curar la enfermedad periodontal hemos redactado este artículo en el que incluimos todo lo que debes saber.

Si padeces enfermedad periodontal y has llegado al nivel de la pérdida de piezas, acude a nosotros para valorar la colocación de implantes dentales en Arganzuela. De igual forma te recomendamos acudir periódicamente a consulta para asegurarte de que la salud de tu boca es la adecuada.

 

Curar la enfermedad periodontal ¿es posible?

La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a los tejidos de la boca incluyendo: dientes, encías y ligamento periodontal.

  • En sus inicios se manifiesta como una gingivitis, es decir, una inflamación de las encías con posible sangrado.
  • Cuando la gingivitis no se trata a tiempo, deriva en una periodontitis. En este nivel se producirá retracción de encías, pérdida de hueso y, en los peores casos, pérdida de piezas dentales.

Entonces, para responder a si la enfermedad periodontal puede curarse, debemos evaluar en cuál de los dos estadios se encuentra la boca:

  • La gingivitis es una enfermedad inflamatoria reversible. Se produce por acumulación de placa bacteriana entre diente y encía. Esto provoca inflamación y sangrado. Si se coge a tiempo y se aplica el tratamiento adecuado, se revierte sin mayor gravedad.
  • La periodontitis, sin embargo, es una enfermedad crónica e irreversible. Afecta al periodonto, que son los tejidos que sostienen el diente (hueso y ligamento).

Por lo tanto, si la gingivitis ha derivado en una periodontitis, debes saber que no tiene cura pero sí tratamiento. Es decir, es irreversible pero se puede frenar su avance.

 

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad periodontal?

Dependiendo del momento en el que la tratemos, la manera de hacerlo será distinta. Lo ideal es comenzar cuando todavía es una gingivitis, pues podremos ponerle fin a la enfermedad periodontal.

Si hemos ignorado la inflamación de las encías, no hemos acudido a revisión y nuestra higiene ha sido defectuosa, es probable que hayamos alcanzado una periodontitis. En ese caso, el tratamiento servirá para detenerla, pero no para revertirla.

Por lo tanto, en el momento en que notemos inflamación y sangrado de las encías, debemos acudir a consulta. 

Los profesionales de la higiene bucodental realizarán una profilaxis que elimine la placa bacteriana que está debajo de la encía. Esto debe ir acompañado siempre de una exquisita limpieza y cuidado en casa.

En caso de periodontitis:

  • Evaluaremos cuál es la causa para poder erradicarla. Puede deberse a factores genéticos, mala higiene, tabaquismo…
  • Recurriremos a las técnicas de raspado y alisado radicular. Así eliminaremos la placa y el sarro acumulados, permitiendo que encías y dientes se recuperen.
  • Si el caso es grave, se valorará la cirugía periodontal. Se trata de una cirugía menor, con anestesia local, en la que se elimina el tejido enfermo, se reduce la profundidad de las bolsas periodontales, se alisa la superficie radicular y se asegura una base sólida para los aparatos de soporte periodontal.

Por lo tanto, a la hora de responder si se puede curar la enfermedad periodontal, depende de si hablamos de gingivitis o de periodontitis. Recuerda que, en cualquier caso, ambas afecciones tienen tratamiento con resultados muy exitosos.